Liderazgo y comunidades profesionales de aprendizaje

Por Marcela Junguito Camacho, rectora

El mes de octubre fue para mí un mes de grandes aprendizajes. Junto con la Procuradora y la Directora de Gestión Humana, tuve la oportunidad de asistir en Ciudad de México al curso “Liderazgo de comunidades profesionales de aprendizaje eficientes”, dictado por la Organización del Bachillerato Internacional. Durante los tres días del curso, un grupo de más de treinta docentes y directivos de América Latina reflexionamos sobre los siguientes temas:

  • La naturaleza y el propósito de las comunidades escolares; su conformación e interacciones entre los miembros.
  • El concepto de profesionalismo y cómo se relaciona con el aprendizaje.
  • La naturaleza y el propósito de las comunidades profesionales de aprendizaje y el rol del liderazgo en su creación y sustentabilidad.
  • La forma en que las comunidades de aprendizaje se crean, evolucionan, se relacionan y operan eficientemente para contribuir a la mejora de los aprendizajes de los estudiantes.
  • El rol que el liderazgo y el gerenciamiento ocupan en la construcción de la confianza y la colaboración.
  • Las estrategias y desafíos asociados a la creación de relaciones positivas y de un clima laboral orientado a promover la colaboración y el conocimiento compartido.
  • Estrategias para promover el aprendizaje profesional a nivel individual, grupal e institucional de forma que el aprendizaje profesional se incorpore a la cultura escolar.

Estar a la cabeza de una institución educativa implica ejercer permanentemente un conjunto de habilidades de liderazgo y gerenciamiento capaces de alinear la visión y la estrategia, la cultura escolar y su contexto, y los procesos de enseñanza y aprendizaje. Todo esto con el fin último de mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Las instituciones educativas, además de ser instituciones que enseñan deben ser instituciones que aprenden, y esto exige que desde la cabeza hasta el último miembro de la comunidad se sienta parte de un proyecto más grande que su rol específico, un proyecto que reúne ideales, que es inclusivo, dialogante y en permanente contacto con el mundo.

Para construir y sostener una comunidad profesional de aprendizaje (CPA), es necesario generar una cultura de valores y visión compartidos; de responsabilidad colectiva por el aprendizaje; de colaboración enfocada hacia el aprendizaje; con apertura a redes y alianzas; pertenencia inclusiva; confianza mutua; respeto y apoyo; optimización de recursos y estructura; y promoción del aprendizaje profesional.

Como conclusión principal, puedo decir que vamos por buen camino en nuestra construcción de una CPA fuerte y eficiente, pero debemos seguir fortaleciendo nuestros valores y confianza para terminar de posicionarnos como el colegio único que somos.

X