ADMISIONES
Femenino Post > Un espacio inspirador permite un mejor aprendizaje Volver

Un espacio inspirador permite un mejor aprendizaje

Por: Cristina Camacho Gandini, procuradora

Todos los días las niñas del Gimnasio Femenino me sorprenden, sus habilidades académicas, deportivas, artísticas y científicas, por nombrar algunas, son increíbles.  No dejo de pensar en la responsabilidad que tengo, junto con mi equipo, de poderles brindar espacios acordes a las necesidades de ellas y en donde puedan desarrollar todos sus talentos.
Hoy me siento orgullosa de poder contarles que este año iniciamos con las adecuaciones y la remodelación de los salones de arte y los laboratorios de biología, física y química.
Los salones de arte permiten el desarrollo de los procesos creativos en entornos diseñados especialmente para las estudiantes de cada escuela. Las mesas en acrílico están pensadas en fomentar el proceso de Making Thinking Visible fortaleciendo las habilidades de pensamiento de los diferentes programas del Bachillerato Internacional. Así mismo, el taller de grabado y el cuarto oscuro de fotografía son lugares diseñados con el fin de permitir un trabajo ameno, colaborativo y con herramientas apropiadas para el desarrollo de las diferentes técnicas.

También se adecuó el salón de cine pensando en fortalecer el aprendizaje del arte audiovisual, por medio de diferentes herramientas TAC como el Apple TV, el Smart TV, la biblioteca cinematográfica y el software de edición, todo esto en una ubicación que enriquece el estudio del séptimo arte.
Por otro lado, los tres laboratorios entregados a las niñas el pasado lunes 25 de septiembre, enmarcada en la celebración de los 90 años del Colegio, son espacios con mayor funcionalidad que permiten un aprendizaje más flexible para las áreas de biología, química y física. Estos lugares intervienen en los procesos de pensamiento de las estudiantes y que resultan ser innovadores. Promueven la búsqueda de respuestas permitiéndoles encaminar su actividad hacia la investigación y la indagación estando acorde con los parámetros y los estándares de la Organización del Bachillerato Internacional.

La felicidad de las niñas al recibir estos espacios, sus ganas de aprovecharlos y sacar el mejor resultado de todo esto, son la recompensa que nos mueve cada día a ser mejores y a encaminar nuestro esfuerzo para que puedan sobresalir en donde estén, para que sigan siendo realmente mujeres con el poder de transformar el mundo.
 
 
 
 

 Un espacio inspirador permite un mejor aprendizaje