ADMISIONES
Femenino Post > Traspasando límites en el Gimnasio Femenino Volver

Traspasando límites en el Gimnasio Femenino

Por: Marcela Junguito Camacho, rectora
 
En el marco de nuestros esfuerzos por ser un colegio cada vez más comprometido con el medio ambiente, este año desarrollamos la primera etapa de un proyecto ambiental de innovación titulado “Traspasando límites”. Formulado por el área de Calidad con el apoyo de la coordinación del PRAE y hoy en día liderado por la Jefatura de Proyectos de Mantenimiento e Infraestructura, el proyecto busca trascender en la comunidad gimnasiana y en la sociedad, siendo una institución responsable ambientalmente y contribuyendo a la mitigación de las consecuencias del cambio climático. Específicamente, quisimos medir la Huella de Carbono del colegio y ejecutar acciones que nos permitan contrarrestarla.  
 
¿Qué es la Huella de Carbono? La huella de carbono es la cantidad de Gases Efecto Invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. Estos GEI corresponden a los seis gases que están listados en el Protocolo de Kioto: el dióxido de carbono (CO2); el metano (CH4); el óxido nitroso (N2O); los hidrofluorocarbonos (HFCs); los perfluorocarbonos (PFCs); y el hexafluoruro de azufre (SF6). Ahora bien, las emisiones GEI pueden ser directas o indirectas. Las emisiones directas son las provenientes de fuentes que son propiedad o están bajo el control de la empresa que reporta; las indirectas, son consecuencia de las operaciones de la empresa que reporta, pero ocurren a partir de fuentes que son propiedad o están bajo control de otras empresas.
 
Ahora bien, el cálculo de la Huella de Carbono no es un proceso aislado sino una herramienta transversal que permite generar indicadores de calidad, estrategias para la optimización del uso de los recursos y generar un cambio organizacional:
 
  • Permite identificar las emisiones asociadas al consumo de energía eléctrica y consumo de combustibles fósiles (fuentes fijas y móviles); estimulando su uso racional y fomentando la implementación de energías limpias al tangibilizar la contaminación.
  • Promueve la protección de los recursos naturales, además de generar indicadores de compensación (arboles a sembrar, bonos de carbono).
  • Está integrado al correcto manejo de los residuos.
  • Genera estrategias para la sustentabilidad de la planta física en materia de iluminación y ventilación.
 
Con estas herramientas, el colegio puede plantear nuevos objetivos para que la sostenibilidad y el ambiente estén en la agenda de la institución.
 
¿Cómo y cuándo medimos nuestra huella de carbono? 
 
El inventario de emisiones se hace bajo el Estándar Corporativo del Protocolo De Gases Efecto Invernadero (GHG Protocol Corporate Standard) del World Resources Institute WRI y el World Business Council for Sustainable Development WBCSD. Se usan también bases de datos como Ecoinvent 2.2, datos de UPME y XM expertos.
 
Para el levantamiento de datos, se diligenciaron los consumos de combustibles fósiles en fuentes fijas, consumo de gases refrigerantes, combustible en vehículos propios y arrendados, insumos de papelería, energía eléctrica, viajes aéreos y residuos.
 
El estudio tiene tres alcances: las emisiones directas de GEI (de fuentes que son propiedad de o están controladas por el colegio), las emisiones indirectas de GEI asociadas a la electricidad y las emisiones indirectas de GEI, otras emisiones (asociadas a viajes corporativos, transporte subcontratado, consumo de papel, generación de residuos y transporte de los miembros de la comunidad educativa). El período de la medición fue del mes de septiembre de 2015 al mes de agosto de 2016.
 
¿Cuál es nuestra huella de carbono? 

 
Las siguientes dos etapas de este proyecto incluyen la medición de la conciencia ambiental del colegio (identifica los puntos críticos sobre las necesidades ambientales referentes a las emisiones de GEI y facilita una priorización de las medidas que se deben llevar a cabo) y la formulación de procesos de mitigación y compensación. Respecto a esta última etapa, el colegio tomó la decisión de compensar su huella a través de 67 Certificados de Carbono (CC), los cuales son emitidos por la empresa CO2CERO y están avalados por el ICONTEC.
 
Una vez culmine dichos proceso, el Colegio obtendrá el sello VERDE DE VERDAD, siendo el primer colegio en Bogotá con dicha distinción.

Huella de Carbono